El libro, Mal de Amores de Ángeles Mastretta

Hablar de esta extraordinaria autora, es hablar de todas las mujeres del mundo, así es Mal de Amores de Ángeles Mastretta, una historia que universaliza a la mujer, cuyo género honra esta autora en cada uno de sus memorables textos. En esta caso especial esta narrativa le ha valido el merecido premio Rómulo Gallegos. Sigue leyendo, hay mucho más!!

Mal de Amores de Ángeles Mastretta,

Mal de Amores de Ángeles Mastretta, reseña 

Ángeles Mastretta se ha catapultado como una mujer feminista por excelencia, que busca honrar a la mujer de su país desde cualquier espacio, y desde allí a todas las féminas del mundo, quienes se identifican con ella; en vista de todo ello, y a su excelente trabajo y disposición de sus letras, se ha colocado como una de las letras mexicanas con una mayor y mejor perspectiva actualmente sobre el papel que desempeña la mujer en la sociedad.

Mal de Amores de Ángeles Mastretta logra colocar en su fascinante obra de forma ficticia pero alusiva a una realidad observada en la sociedad, logrando colocar en en escena las tradiciones del pasado y los paradigmas de hoy día, logrando de este modo resaltar la inteligencia y el dinamismo, cuyos componentes terminan siendo fundamentales.

Es así entonces que el libro Mal de Amores de Ángeles Mastretta, se hace evidente la forma cómo esta mujer logra representar a la mujer como figura protagónica de esta obra concebida durante la segunda parte de la década pasada, referida como Mal de Amores.

La cual corresponde a la historia de la vida de Emilia Sauri, una chica de las calles de Puebla, quien se encuentra con el amor de su vida, pero aun siendo niños, Daniel Cuenca, un chico soñador de libertad, y revolucionario amante de su familia.

Esta chica Emilia, con apenas unos meses de nacida, ve por primera vez Daniel, en una semanales que organizaban los amigos de sus padres, y la impresión es recíproca, pues deja también una honda impresión en el niño, que fue intensificando con los años; no obstante, en vista de personalidad vivaz de Daniel este no se queda en Puebla una vez crecido.

Parte de su modesta localidad impulsado por los vientos de la revolución de esos tiempos, y con ello se separa de sus raíces y se dedica al periodismo, para seguir el movimiento guerrerista, inclusive hacer parte de él. En todo ese lapso, Emilia se ha transformado en toda una mujer, fuerte e independiente, al tiempo que anda con el médico Antonio Zavalza, con el cual no experimenta la misma sensación de necesidad y pasión que con Daniel,pero siente paz y seguridad.

Es entonces que Emilia, da inicio a la búsqueda interior, que culmina una vez la joven percibe que en ella, no hay sólo una Emilia, sino un gran número de féminas, la Emilia que ama al intrépido Daniel, la que ama la paz del doctor Zavalza, la amante de la medicina, la mujer fuerte y liberal, la que sigue a sus padres, la que ama la playa, la que ama Puebla y odia las guerras.

Supone por tanto, a Emilia la que puede odiar y de amar a la vez, con pensamientos inteligentes y secretos en la mirada, visionaria para su tiempo, que lleva en sus venas la sangre española de su madre, y la cultura mexicana de su padre Diego Sauri, boticario yucateco que aguarda un cambio político.

De igual forma, Emilia de Mal de Amores de Ángeles Mastretta, se debe subrayar un elemento adicional, y es que esta chica rompe el molde educativo en el sistema de su país, y lo hace desde el instante que deja ver sus deseos de estudiar medicina, pues si bien en esos tiempos las mujeres no tenían oportunidad de ingresar a las universidades, esta chica aprendió medicina, con la ayuda del padre de Daniel.

Como en frecuente en su obras, Mal de Amores de Ángeles Mastretta es una oda a la mujer, quien por demás se define como feminista, se encarga de exhibir en sus magistrales obras, a mujeres fuertes, que asumen su sexualidad, capaces de ser libres, de tener pensamientos propios aún separadas del hombre, que rechazan las normas impuestas por la sociedad, siendo ellas mismas, seres humanos con defectos y virtudes, una mujer empoderada.

Mal de Amores de Ángeles Mastretta, igual como ocurrió con su novela más célebre, Arráncame la Vida, tiene inmerso elementos autóctonos de la cultura de su país, como es la creencia en dioses, el valor de la cocina, la música, las letras, el ambiente callejero, las iglesias, las bodas, incluso logra plasmar una región de Puebla donde creció, a fin de que el lector se pueda imaginar el lugar, tan sólo con las palabras de la autora, quien hace una perfecta descripción espacial.

Mal de Amores de Ángeles Mastretta

Resumen

La magistral obra Mal de Amores de Ángeles Mastretta, presenta una historia alusiva a su país natal, donde esta Diego Sauri un yucateco y padre de Emilia, que se lo llevaron a Europa, y recorrió algunos países donde obtuvo una gran conocimiento y habilidad en la preparación de medicinas contra ciertas enfermedades.

Esta pareja cada domingo visitan al doctor Cuenca, un amigo de la familia, donde además se reunían otras personas, en estas reuniones amenas se hablaba de todo, de política, se tocaban instrumentos o recitaba poesía. En uno de esas reuniones Emilia conoció al hijo del doctor, Daniel, donde formaron una linda amistad, que más tarde se convirtió en amor.

A Daniel lo crió Milagros, hermana de Josefa, y por ser un niño malcriado y travieso, fue enviado a un colegio especial para ser educado correctamente, y cada vez que venía a su casa, se encontraba con Emilia.

Luego de algunos años Daniel, que había estado en EUA estudiando derecho con su hermano mayor Salvador, adquirió gran conocimiento, y se apasiona con la política, una vez retornó a su hogar, se reunió con Emilia, pasados muchos años sin verse, y se percataron que se amaban.

Para la época, se daba inicio a la conocida revolución mexicana, en consecuencia se formaron cuerpos antirreeleccionistas, siendo ese el tema político. Pese a ello Daniel iba y venía a todas partes, y de a poco se fue alejando de Emilia. Al tiempo en una las partidas de Daniel, Emilia va a la boda de su mejor amiga, y conoce a Antonio Zavalza, un médico con el que tuvo una conexión inmediata, e hicieron amistad.

Pasado el tiempo desde la partida de Daniel, Emilia finalmente se compromete en matrimonio con Antonio, al que logró querer casi tanto como a Daniel, pero a los pocos días le llegó una carta suya y sintió angustia. Y ese mismo día su gran amor regresó, partiendo  con él a un pueblo, a fin de seguir los deseos políticos de Daniel.

Otra vez en Puebla, se reunieron con sus familias, y al poco tiempo Daniel parte nuevamente, quedándose Emilia en compañía de Antonio, con el que comenzó a trabajar en un hospital. Mientras tanto, Daniel visitó diversos pueblos, hasta irse a San Antonio con su padre, donde trabajaría en distintos periódicos en los que escribía sobre los problemas que habían en su país.

Luego de la muerte de su padre, Emilia partió a Chicago, donde conoció mucha gente y adquirió valiosos conocimientos médicos al inscribirse como oyente en una universidad. Estuvo ahí por 2 años practicando la medicina. Hasta que un día recibió una carta de su tía Milagros, donde le decía que Daniel había muerto, y Emilia destrozada retornó a México, y buscar a su amado para averiguar si noticia era cierta.

Después de recorrer diversos pueblos, halló a Daniel, quedándose con él un tiempo, pero como siempre él se fue, pero esta vez Emilia fue con a su aventura. En el viaje Emilia conoció a Teodora, una curandera con la que intercambiaron métodos y conocimientos para curar enfermedades.

Una vez en su destino, Daniel pidió matrimonio a Emilia, y esta como es de esperar, aceptó, fueron a buscar a un cura para que uniera y santificará su unión, donde se encontraron con el cura Don Refugio, quien además se hizo amigo de la joven.

Luego de variados encuentros y desencuentros, Emilia se unió al médico, del que tuvo 3 hijos, no obstante, como siempre, cada vez que Daniel volvía estaban juntos para amarse como siempre lo hacían.

Personajes

Mal de Amores de Ángeles Mastretta, es una trama que expone diversos eventos de desamor, donde el fondo de estos asuntos, es la el hecho político que rodea a su país, impidiendo de algún modo el amor entre Daniel Cuenca y Emilia Sauri. Pero además de estos, están además:

Diego Sauri: marido de Josefa y padre de Emilia, yucateco, contaba con gran pasión y habilidad como curandero, conocía todo tipo de botánica medicinal.

Milagros Veytia: hermana mayor de Josefa, alta, terca, fuerte, firme, curiosa, seguidora de la libertad, energética, generosa, prestaba ayuda a todo el que la necesitara, le gustaba desafiar a los hombres.

Josefa Veytia: mujer de Diego, era sosegada, más que su hermana, una mujer muy femenina y amante de su familia.

Emilia Sauri: figura central de la trama hija de Diego y Josefa, una joven de gran inteligencia además de bella, entre otras virtudes, amante de la medicina. Aceptaba una y otra vez a Daniel, aunque seguía con su vida en las constantes ausencias de éste, tanto que fue la amante del médico y le tuvo hijos.

Doctor Cuenca: papá de Daniel, hombre confiable, muy profesional que tomaba la vida con mucha seriedad, gozaba asimismo de gran prestigio por lo que hacía, respetado y reconocido por todos, trabajador, estricto con sus hijos.

Daniel Cuenca: amado de Emilia hijo del doctor Cuenca, amante y esposo de Emilia, apasionado de la política, amante también de la escritura, lo que lo llevó a desempeñarse como periodista en algunos periódicos del extranjero, inquieto y travieso desde pequeño. No estaba mucho tiempo con Emilia porque creía que se le podría acabar el amor y de aburriría de ella, por lo que utilizaba como excusa el irse a otros lugares.

Antonio Zavalza: el doctor, todo un hidalgo respetuoso le encantaba oír a los demás, era muy agradable, muy amigo y al mismo tiempo amante de Emilia, con quien además compartía su amor por la medicina. Si te gustó este tópico, puedes revisar los siguientes enlaces:

(Visited 252 times, 1 visits today)
Categorías Ficción

Deja un comentario