Biografía de la autora Carmen Laforet y sus libros

El pasado 28 de febrero de 2020 se cumplieron 16 años de la muerte de Carmen Laforet, ocurrida en Madrid. La autora adquirió sin esperárselo la tan codiciada fama literaria con su primera creación, Nada, esta novela consiguió el premio Nadal en 1945, el cual era otorgado por la revista Destino. De allí en adelante las obras literarias de la escritora ya no tendría la misma calidad, ni despertaban el interés, luego de esto su carrera fue en picada sumergiéndola en una tristeza, dolor y silencio que estuvieron con ella hasta el final de sus días.

carmen-laforet

Biografía de Carmen Laforet

Carmen Laforet nació en Barcelona, España el 6 de septiembre de año 1921. Dos años más tarde en 1923 junto con su familia se mudaron a las islas Canarias donde tuvo la suerte de vivir junto a su familia los años de su niñez, adolescencia y parte de juventud.

[yuzo_related]

Su padre era hijo de sevillanos, de origen nórdico. Este fue educado en Barcelona. Era un balandrista reconocido, con su propio barco. Cuando joven fue campeón de tiro al blanco con pistola. El padre le enseñó a ella y su hermano a nadar, y tenía a aguantar el cansancio que les producía sin quejarse, también realizaban excursiones por la isla. Hacían prácticas de tiro al blanco, entre otras cosas en la compañía de su padre.

Su madre era de Toledo. Era de procedencia muy humilde, había realizado estudios de primaria en la escuela de niñas con escasos recursos de unas monjas. Después obtuvo una beca para poder estudiar magisterio. Sus padres se conocieron cuando él dio clases de dibujo en la escuela Normal de Toledo donde ella estaba estudiando.

Su madre cuando se casó solo tenía 18 años; 2 años más tarde nacería Carmen, ella fue la primera hija del matrimonio. La mamá de Carmen era una mujer delgada y pequeña, con gran energía de espíritu, era muy inteligente y rígida. Era muy bondadosa. Con mucha elegancia espiritual. Era muy buena amiga. Ella enseño a sus hijos a ser valientes espiritualmente, que no debían hacer a las cosas a medias y también de siempre admitir las consecuencias de sus acciones.

Carmen tenía 2 hermanos Eduardo y Juan, con los cuales ella era muy unida.

carmen-laforet

El fallecimiento de su mamá Teodora, cuando tan solo tenía 33 años, la sumergió en una profunda depresión, se sentía desdichada, sola, con un vacío en el fondo de su corazón que era muy difícil de llenar. Luego su padre se casa con otra señora. Esta señora nunca se llevó bien con Carmen. Existía un mutuo rechazo presente en aquella casa que estaba decaída.

[yuzo_related]

Carmen tomó la decisión de irse cuando tanto solo tenía 18 años, en esos momentos finalizaba la guerra civil, se fue a Barcelona, persiguiendo quien fuera su primer amor, el escritor de origen canario, de nombre Ricardo Dick Lezcano.

Se fue a la Ciudad Condal donde vivió con unos tíos, en un piso de la calle de Aribau, número 36. Esta casa tenía un aspecto tenebroso, estaba situada en la zona del Ensanche, este ambiente después fue reflejado en su novela Nada. Es ambiente era despreciable le fue mucho más desesperante de lo vivido anteriormente junto a su madrastra. Su novio se fue no lo vio más, luego de irse del lado de sus tíos, fue a Madrid en la compañía de una amiga, donde empezó a estudiar Filosofía y Letras y así como también Derecho.

En la ciudad de Madrid conoce al periodista y crítico literario Manuel Cerezales, quien la motivó a que siguiera sus pasos en la literatura. Solo pasaron 2 años, cuando en el año de 1944, su vida daría una vuelta imprevista al presenta su novela Nada al Premio Nadal, el cual era concedido por Ediciones Destino.

Entre los aspirantes al premio se encontraba un escritor con un sólido recorrido por la literatura, el periodista César González Ruano. Los miembros del jurado prefirieron elegir para darle el premio a una joven desconocida. Los días siguientes su foto salió en los periódicos del país, quienes la exaltaba como una revelación de la literatura. Esta novela Nada fue reimpresa ese mismo año de su publicación hasta 3 veces.

carmen-laforet

En sus momentos libre ella escribía en su cuaderno buena parte de lo que vivía día a día, esto lo hacía entre clase y clase, cuando estaba en el autobús por la Universitaria o cuando estaba en la casa de su tía Carmen. Allí la escritora redacto su grandiosa novela Nada.

Ella nunca aceptó que la novela fuera su narración autobiografiada, tal vez porque no quería herir los sentimientos de sus tíos barcelonenses con quienes había vivido un tiempo. Algo que es innegable es que ese piso y la universidad quedaron plasmados en su obra, esos días oscuros después de la guerra, el egoísmo de unas personas que perturbaban constantemente sus de unos seres que la aturdían continuamente.

Ella era la protagonista a quien decidió llamar Andrea, para disimular ante su familia. El nombre del título los escogió tomando en cuenta primero que cuando ella era descubierta por alguno de sus compañeros de facultad la encontraban escribiendo, y le preguntaban contenían lo cuadernos, ella contestaba que nada. Y la segunda razón era que ella estaba encantada con un poema de Juan Ramón Jiménez llamado nada.

Carmen Laforet dispuso enviar Nada al Premio Nadal, ya que había conocido al reporte y crítico de la literatura Manuel Cerezales, este después de leer la novela fue quien le dio animo a Carmen para acudiera a la convocatoria de ese premio.

Los finalistas en ese entonces fueron O César o nada, de González-Ruano, este se creía el ganador del premio por ser amigo de los miembros del jurado y también por el renombre que tenía. La decepción que tuvo no la pudo esconder, cuando esto salió a luz pública sirvió para que en los círculos literarios el inexperto concurso del Nadal obtuviera ya una buena reputación, la cual mantiene en la actualidad.

Carmen Laforet contraería matrimonio con el periodista y crítico literario Manuel Cerezales en el año 1946, con él que tuvo cinco hijos. Luego de 24 años de matrimonio se separaron.

En el año 2003 publico Puedo contar contigo, esta historia contiene la relación a través de cartas entre Carmen Laforet y el escritor Ramón J. Sender, en total eran 76 cartas en donde Carmen le escribe de su vida familiar, los hijos, sus problemas de ser y escribir como mujer, también de la inseguridad frente a su obra.

carmen-laforet

Cristina Cerezales su hija en el año 2009, hace la publicación del libro Música Blanca en donde, en una conversación sin una palabra con su mamá, hacer una caminata por los atajos de la memoria en donde predominan detalles significativos que dejan comprender a fondo su vida y su obra.

Carmen Laforet fallece vencida por el Alzheimer, en Madrid el 28 de febrero del año 2004.

No puedo asimilar el triunfo

Los reconocidos escritores Juan Ramón y Azorín fueron dos de los muchos famosos escritores que tomaron la aparición de Nada como una obra innovadora. Los lectores obligaron a la editorial a que imprimieran reediciones, las cuales continuarían en las próximas décadas. La novela Nada de Carmen Laforet tuvo rivalidad en ventas con La familia de Pascual Duarte, ya es mucho decir de esta. Las dos novelas tuvieron superventas en la época. La novelista Laforet nunca supo llevar ese gran éxito literario que tuvo, ella nunca lo entendió.

La amistad que tuvo con periodista y crítico Manuel Cerezales abrió las puertas para que se casaran. Él era unos cuantos años mayor que ella. Estuvieron viviendo un tiempo en Tánger, ya que él iba a trabajar en el diario España. Fueron tiempo fructíferos para Carmen Laforet, conoció a escritores como Truman Capote y Paul Bowles, los cuales vivían en esa ciudad, conformando un grupo de eruditos muy compacto.

Correspondencia con los lectores

Manuel Cerezales y Carmen Laforet concibieron 5 hijos, de los cuales 2 de ellos seguirían sus pasos como escritores. La pareja paso muchas crisis. A principios de los años 60 publicaron una revista, Vida Mundial, de fugaz existencia, esta era dirigida por Cerezales, y la que atendía una sección de mensajes a los lectores era Carmen Laforet. Carmen Laforet como mujer se sentía mal porque su esposo no la traba muy bien. La pareja se separó en el año 1970.

Paso mucho tiempo después que ella publicara Nada hasta su siguiente novela, que fue La isla de los demonios. Esto es mucho tiempo para que esta escritora mantuviera ese interés entre sus lectores. Este desafío, no lo superó, de su novela anterior. Y menos las que le siguieron. Las novelas que le siguieron fueron La mujer nueva (1955), entre esta su siguiente novela escribió varias obras de relatos y viajes hasta que escribió La insolación (1963). Esta novela en un principio se proyectó por Carmen Laforet como el comienzo de esta trilogía, que llamo Tres pasos fuera del tiempo.

En esa época ya tenía más de 40 años, y se mostraba un poco insegura en su escritura, ansiosa casi siempre, y a menudo rompa papeles. Se iba por algún tiempo hasta un departamento en la sierra madrileña, por allí podía esta en silencio.

Ramón J. Sender se enamoró de Carmen

Carmen Laforet realizó un viaje a Estados Unidos, allí conoció a Ramón J. Sender, con este se encontró unas dos veces. Después compartieron correspondencia, años después, estas cartas se convirtieron en un libro postal que genero algo de interés. Sender se había enamorado de Carmen.

La separación fue para Carmen Laforet muy dura ya que prácticamente se quedó en la calle.  Se marchó de su casa con tan solo una maleta. Hasta se tuvo que quedar con su amiga Inka en París. No tenía ninguna entrada económica.

Carmen Laforet también tuvo otra relación que, según dice, fue también muy íntima. Esta fue la que entablo con la tenista Lilí Álvarez. Entre las dos había una tendencia de recíproca cariño y admiración, con reciprocidad de ideas espirituales. Ellas conservaron, esta profunda amistad durante 7 años, entre creencias, feminismo y dificultades religiosas. Carmen le dedica su novela La mujer nueva a su amiga Lilí, en esta novela Carmen cuenta la vida de una señora que cometía adulterio, esta deja a su esposo para que finalmente, se arrepintiera, y se decidiera a meterse en un convento.

[yuzo_related]

Cuando se sentía sola busca la manera de realizar viajes tanto a Estados unidos como a Roma donde vivía su hija Silvia, allí se sentía despejada de sus conflictos mentales. Allí en Roma hizo amistad con Rafael Alberti. También tuvo un amigo llamado Lino Brito, con quien simpatizó someramente.

Grafofobia

Carmen Laforet tenía una obsesión, más bien era una fobia ella quería ser delgada hasta tomaba pastilla de Anfetaminas. Ya no podía escribir, sufría de grafofobia. Y también de esa preocupación existencial constante.

Tenía ya 65 años y estando en frente a un cuaderno y delante de su nieta no era capaz de anotar unas líneas, lo que hacía eran pintar sus garabatos. Igual a una niña. Esta ya sentada en una silla de ruedas mientras se iba el tiempo. Ya casi finalizados su vida le pidió a sus qué o publicaran nada de su vida privada. Pero Silvia, en el año 2003, publicó el libro Puedo contar contigo, aquí donde englobo las 66 cartas de ésta. En ese momento ya Carmen Laforet tenía una enfermedad degenerativa que le estaba afectando paulatinamente a su memoria.

Renovadora de las letras españolas

Ya había triunfado como una de las mejores escritoras de España en esa época, los años siguientes fueron acelerados. En el 1948 la Real Academia Española la recompensó con el galardón Fastenrath por su novela Nada, mientras ella estaba dedicada a la escritura de cuentos y artículos periodísticos. En los años 50 y 60 Laforet probo las dulzuras del éxito.

Sus obras literarias en ese tiempo tuvieron tres señales, estas le siguieron a Nada. En 1952 publicó La isla y los demonios. Más tarde salió a la luz La mujer nueva. Esta fue la novela galardonada como del Premio Menorca de Novela y un año después se gana el Premio Nacional de Literatura que es dado por el Ministerio de Cultura, y también ciertos problemas con la censura eclesiástica. En el año 1963 su progresiva popularidad hizo que la Editorial Planeta tuviera interés en su obra y publicara La insolación, esta era parte de la trilogía Tres pasos fuera del tiempo.

Años de retiro voluntario

Carmen Laforet paso varios años haciendo publicaciones cortas de relatos, artículos y hasta un libro llamado Paralelo 35 en el año 1967. Sin embargo, ese don que tenía para la escritura ya había menguado. En los años 70 la vida de la escritora quedaría marcada por una muy fuerte depresión, estos causado por la separación de su esposo y un desprecio cada día mayor de la vida pública.

Ella nunca dejaría de escribir, no obstantes ya sus obras no eran las mismas quedaban inconclusas, y en ocasiones las dejaba en el olvido, ya que tenía una obsesión por la perfección, se convirtió en una obsesión. Luego de ya bastante tiempo siendo admirada por sus lectores, los problemas económicos, las rivalidades y disputas de su mundo literarios, así como también ambiente sociopolítico en el cual no se hallaba, todos estos factores la fueron empujando a que se retirara de manera voluntaria.

Las razones para que ella se aislará y buscara la soledad, la cuenta en una de sus cartas, la cual le escribió a su amigo Ramón J. Sender. Fue su hija Cristina Cerezales en el año 2003 quien hizo la compilación y la edición de esos escritos.

En el año 2002 su nombre se escuchó para la candidatura al Premio Príncipe de Asturias de las Letras, no obstante, para ella su mayor premio en los últimos años fue que su público no la olvidara y que estos harían que se reimprimiera varias veces su más grande obra Nada.

carmen-laforet

Obras literarias

Su producción de obras estuvo marcada por esa gran novela llamada la Nada, sin embargo, también escribió, 7 novelas cortas, 22 cuentos, varios cuentos de viajes e incontables artículos para periódicos y revistas, aunque no con ese mismo éxito de esa gran novela. De las cuales te haremos un resumen a continuación:

Nada

El nombre de la escritora española Carmen Laforet por siempre estará en los recuerdos de la memoria colectiva a su mejor obra, Nada. Esta novela escrita tal cual copia de su propia vida, sigue el rumbo de la joven Andrea, quien a finales del año 1939, llego a la ciudad de Barcelona, para empezar sus estudios en la universidad con mucha ilusión y orientada a esa meta. Sin embargo, su ímpetu juvenil se topa con ese ambiente oscuro, que estaba lleno de terror, representado por su abuela y sus tíos, quienes la amparan en su vivienda.

En esta novela Carmen Laforet muestra a los personajes adultos divagando como sonámbulos por un terreno lleno de dudas y heridas mal curadas. Andrea y su amiga Ena quienes son la representación de una nueva generación, tiene que enfrentarse a estos problemas con esperanzas de establecer un ambiente distinto.

La novela Nada de Carmen Laforet, obtuvo el primer Premio Nadal en 1945, ella tenía tan solo 22 años, la novela esta apreciada como la mejor novela española de estos tiempos y la más vendida del momento. En la actualidad Nada está reverenciada como un clásico de la literatura, esta es reeditada de forma frecuente, ha sido traducida para muchísimos países y le ha consolidado a Carmen Laforet un puesto de honor en la literatura mundial

La isla y los demonios

La isla y los demonios fue publicada en el año 1952, cuya protagonista es una joven, de nombre Marta Camino, esta novela fue narrada apoyándose en la propia vivencia obtenidas cuando ella era muy joven y vivía en Las Palmas de Gran Canaria.

La mujer nueva 

La mujer nueva, este nombre pudiera ser la descripción de su vida en la época actual, pero era de verdad la narración de su «reconversión» como católica, luego algunos años de ateísmo. Esta fue publicada en el año 1955, con esta obra Carmen Laforet obtuvo el Premio Menorca de Novela de 1955 y también el Premio Nacional de Literatura de 1956, el cual era concedido por el Ministerio de Cultura, pero también le trajo más de un problema con la iglesia católica.

La insolación

En el año 1963 publica su obra La insolación. Esta novela es parte de una trilogía de nombre Tres pasos fuera del tiempo la cual no llegaría a completarse. Esta trata de 3 personajes Ana y Carlos Corsi y Martín Soto. Martín Soto, en los veranos cuando tenía solo 14, 15 y 16 años, no solo pierde la perspectiva del mundo que lo envuelve, sino también de su personalidad de muchacho de la clase media, repleto de ternura y expectaciones. Una novela educadora sobre la juventud.

Puedo contar contigo

En el año 2003 es publicada Puedo contar contigo, esta contiene la recopilación de las cartas que enviaran Carmen Laforet y el escritor Ramón J. Sender, por media de las cuales mantenían una relación. Donde nos brindan una figura muy íntima y desconocida de 2 escritores, que poseían caminos totalmente diferentes, consiguen con relativa facilidad el cariño y la correspondencia que necesitaban para que ese intercambio de cartas siguiera por muchos años sin casi verse.

Al volver la esquina

Al volver la esquina, es una de sus novelas que no se editó. Esta fue escrita en los años 70 con una especie de diario donde hablaba de un maduro pintor bohemio, era la segunda parte de la trilogía que comenzó con La insolación.

Esta novela forma parte del rescate que hiciera Ediciones Destino, que tenía como meta la de edición de 2 libros por año y la progresiva traducción al inglés de sus escritos. Esta fue editada en el año 2004 al poco tiempo de su muerte.

A continuación, te dejamos algunos enlaces que pueden ser de interés:

Biografía de la autora, Lisa Kleypas y sus libros

Biografia de Maria Teresa Andruetto y sus libros

(Visited 85 times, 1 visits today)

Deja un comentario